miércoles, abril 11, 2007

La Biblioteca Argentina a merced del agua

La tormenta del 15 de noviembre del año pasado produjo destrozos en toda la ciudad de Rosario.La Biblioteca Argentina Dr. Juan Álvarez no fue excepción y al mal estado de muchas de sus instalaciones tuvo que sumar roturas de vidrios,goteras sobre instalaciones eléctricas y rajaduras sobre un amplio sector del techo vidriado.

El abandono no es ninguna novedad, el proyecto de remodelación presentado en el año 2005 es parte del pasado, lo único cierto es que lectores y trabajadores estamos expuestos a sufrir cualquier tipo de accidente, cuando las instalaciones no son las adecuadas.

Con las lluvias persistentes de la última semana de marzo, las goteras y filtraciones ocasionaron la caída del cielo raso en varios lugares de la institución,el subsuelo que funciona como depósito es una verdadera trampa mortal, en caso de que hubiera un incendio,no hay salida de emergencia.La posibilidad de sufrir un incendio ,ocasionado por algún cortocircuito no es lejana, cuando después de las últimas lluvias, las goteras humedecieron las instalaciones eléctricas, al tiempo que inundaron el lugar; arruinando también los libros con la excesiva humedad del lugar.

Como otras tantas veces la Biblioteca se inundó, sólo que el día 30 y 31 de marzo , tuvo que cerrar sus instalaciones .El abandono y la falta de arreglos de mantenimiento en tiempo y forma, van ocasionando cada vez mayores perjuicios.Por ello algunos empleados reclamamos que nos reconozcan el pago del día sábado 31, ya que si se hubieran hecho los arreglos a tiempo, esto podría haber sido evitado.

Del mismo modo, la Hemeroteca todavía no puede atender directamente en su edificio porque el salón de lectura está repleto de diarios apilados, para ser protegidos de las goteras que afectan a los depósitos.Gracias a la lluvia, el reducido salón de lectura devino en depósito y se quedaron sin ningún metro cuadrado para los lectores.

Es cierto que comparada con la emergencia sufrida por numerosos barrios de nuestra ciudad, esta situación podría ser considerada menor,pero no lo es, cuando fuera de dicho contexto es constante el abandono al que es sometida una institución tan importante, en nuestra ciudad y la región.


This album is powered by BubbleShare - Add to my blog



¿Hay diferencia entre quemar libros y dejar que se mojen? Seguramente sí,porque lo primero es violento y fascista, pero lo segundo, es también violento por la apatía que demuestran, tanto la Directora María del Carmen Dángelo como la Secretaría de Cultura de Rosario, con respecto a los problemas de la Biblioteca Argentina.


ARTÍCULOS RELACIONADOS:


Fuente fotos: Claudia Danelutti

2 comentarios:

Francisco Leonardo dijo...

Esta es la cultura que tienen nuestros gobernantes. No les importa nada. Gastan fortunas en banalidades y descuidan nuestro patrimonio. Descuidan la cultura, la base de la sociedad. Eso explica porqué hay que lamentar la muerte de docentes después. Porque no saben lo básico de la vida. Hay un texto genial de Mex Urtizberea que en estos días tuvo mucha trascendencia "Pegarle a un maestro" se llama. Con esta noticia de la biblioteca no sólose le está pegando a un maestro, nos están pegando a todos.
Esperemos que se solucione pronto este tema.

Claudia Bazán dijo...

Francisco:
Lo terrible de todo esto es que tiene que hacerse público para que den una respuesta concreta.

saludos