domingo, agosto 20, 2006

Poema sin nombre


Las ruinas sin espejos
miradas vacuas,
autómatas del deseo,
del no ser,
de no ser nada.


Miradas a contrapelo
la nada las acompaña
ojos vacíos de voz
palabras remilgadas.


Equilibrista sin cuerda,
los malabares se quiebran,
los juegos se terminan,
los acordes se arrastran
Sin ninguna armonía.
Sin ninguna palabra.

Qué decir de estos versos,
qué deseo los acompaña.
No entiendo porqué
se empeñan, estas palabras
y mi alma,
en decir lo que no quiero,
o insinuar que no sé nada

Claudia Bazán

2 comentarios:

Sally dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
your dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.