viernes, abril 07, 2006

“El instrumento nunca deja de ser de quien lo construyó”

Por Victoria Dellara


El Luthier riojano Iván Blascovich, quien vine en Rosario desde hace 8 años, se dedica a la construcción y reparación de instrumentos. En nuestra ciudad posee un Taller en el local 28 de la Galería PAM. En él crea con sus manos cordófonos compuestos que muchos de nuestros músicos ejecutan.

¿Cómo comenzó tu carrera de Luthier?
Comencé estudiando violín y maestro de piano. Allí conocí lo a la luthería. Mi profesor (César Llanos) me dijo que me abocara a este arte. Cursé en la Escuela de Luthería de la Facultad de Arte de la Universidad Nacional de Tucumán. La única escuela oficial del país. Mis maestros fueron Fernando Silva (ya fallecido) y Eduardo Riera. Más tarde recibí algunas indicaciones del Maestro Miguel Ángel Leyes en todo lo referido a la construcción de arcos.

¿Antes no lo habías tenido en cuenta?
No. En mi casa había un taller de herrería. Había herramientas y algo de manejo tenía. Se me ocurrió porque el profesor me alentó.

¿Te resultó fácil el aprendizaje?
En general es complicado, pero yo tenía muchas ganas de hacerlo. Trabajaba mucho y lo disfrutaba. No siento que fue un esfuerzo. En otras partes del mundo no se estudia muy distinto de la forma que se da en Tucumán, o como yo mismo estoy dando aquí en Rosario. La ventaja más notoria es que en Europa hay un mayor acceso a información, e instrumentos de gran categoría para observar, copiar y admirar.

Siendo riojano y habiendo estudiado en Tucumán ¿Cómo desembarcaste en Rosario?
Luego de graduarme estuve trabajando en Chilecito (La rioja) en la construcción de instrumentos y más tarde en la reparación. Luego surgió la invitación para dar un curso en Rosario y hacer una exposición. Además, yo ya tenía la intención de irme de esa localidad.

¿Es importante que el Luthier sea músico?
Ayuda mucho que así sea, más que nada para comprender a los músicos, quienes son los destinatarios de nuestro trabajo. Sin embargo no es relevante: hay excelentes Luthiers que poco saben de música, y que sin embargo realizan muy buenos instrumentos.



¿Cómo es trabajar en tu taller?
En la luthería se manejan otros tiempos distintos a los atolondrados que vivimos hoy en día. Las cosas se hacen con otra velocidad para poder brindarle a cada trabajo la dedicación que se merece. La paciencia y el control de la ansiedad son dos condiciones necesarias para ser un buen Luthier, y poder así realizar buenos instrumentos.

¿Cómo ves a otros luthiers? ¿Te gustan sus trabajos?
Si bien en nuestro país hay una muy buena Luthería en general, es necesario sin embargo estar alerta y cuidarse de improvisados. Creo firmemente que en estos últimos años hemos colaborado para que la Lutheria crezca, y me gratifica saber que aún queda muchísimo más por hacer, muchísimo más por descubrir y por perfeccionar.

¿Qué se siente ver que un músico tiene un instrumento que creaste vos?
La sensación es linda. El instrumento nunca deja de ser de quien lo construyó, aun cuando en realidad es del músico que lo usa. Sigue siendo mío.


luthier.wav
Powered by Castpost

2 comentarios:

Alejandra dijo...

Me gustaría tener alguna dirección de mail para contactarme con el luthier Iván Blascovich

claudia dijo...

tendrías que escribir un mail a VICTORIA que es quien escribió la nota ,el mail esta debajo del título de la nota

saludos