martes, abril 04, 2006

"A ningún ex combatiente le hace mal recordar"

Por Kiki Aguilera

Eduardo en su casa

Cuando estaba en la primaria recuerdo que un profesor leyó frente a todos los alumnos un fragmento de un libro sobre Malvinas. Me gustó lo que escuché aunque creo que ese fue mi primer contacto con el tema. Por eso le pedí el texto. No se cuanto tiempo pasó para que alguien me vuelva a hablar sobre la guerra. En la escuela no recuerdo que se haya vuelto a nombrar aquel hecho histórico.
Pero aquella lectura mantuvo en mi un interés aplacado por el tiempo, hasta que con los años y con la despedida a la adolescencia dicho interés se despertó al igual que mis ganas de conocer a un ex combatiente.
Nunca había hecho demasiado por cumplir mi deseo pero al acercarse el 2 de abril comencé a buscar. Consulté a mi mamá para ver si sabía donde quedaba el Centro de Ex Combatientes de Rosario y ella me recordó que un amigo de mi hermano había estado combatiendo. De ahí en más todo se simplificó. Un llamado a mi hermano que me dio el número de su amigo. Un llamado al ex combatiente para presentarme y dos llamados más para concretar la cita.
A las 15:30 era la reunión pero a esa hora me encontraba pedaleando por la calle San Juan para encontrar Pedro Lino Funes, con las sensaciones de nervios y ansiedad entrecruzadas. Unos 10 minutos después llegué a la puerta de su casa y toqué timbre tres veces y no pasó nada. Probé un timbrazo más antes de iniciar el regreso y la voz de Eduardo me pidió aguardar un segundo.
Cuando abrió la puerta me encontré con un hombre alto, robusto y con una mirada amigable. Me invitó a pasar. Nos sentamos en la cocina e inmediatamente acortó la distancia que puede llegar a existir entre entrevistado y entrevistador. Me sirvió un vaso de Coca y él fue quien hizo la primer pregunta: “¿Qué sabés de Malvinas?”.
Así quedó expuesta mi ignorancia. Le expliqué lo poco que me habían enseñado y que lo que sabía era por lo que me gustó investigar y por lo que vi en la película (“Iluminados por el fuego”), si es que lo que se muestra allí es verdad.
Allí comienza la conversación que duró más de dos horas con una persona que entre cigarrillo y cigarrillo (cinco en total) expresó con una claridad conceptual tremenda, una voz cálida y pausas en el diálogo, esos recuerdos que nunca va a olvidar ni quiere hacerlo.

Habla de la película y de lo que significa recordar


Eduardo se presenta


En qué regimiento estaba y los milicos


Cómo era su vida antes del 2 de abril


Cómo se entera que tiene que presentarse al ejército


Esto es solo un tramo de la nota, queda mucho más que en nuevos artículos serán subidos al blog porque la verdad es que me parece muy importante darle voz a los que nunca queremos u olivdamos escuchar.

Foto:Kiki Aguilera

9 comentarios:

Anónimo dijo...

No anda el link para escuchar los archivos de audio!

Anónimo dijo...

comolo podemos escuchar?

Anónimo dijo...

Nos quedamos con ganas de escucharlo
Hay Audio

Anónimo dijo...

no pude escuchar el sonido

Anónimo dijo...

me gustaria tener escuchar la entrevista para un trabajo de mi colegio

Anónimo dijo...

Es una lastima que se pueda escuchar ,nos venia bien para un trabajo de la Facu.ademas de la intriga.......... del repor......

Anónimo dijo...

Nosotros tampoco pudimos escuchar

Silvia Smith dijo...

Es una pena que no funcione el audio. Tengo el Flash Player 8 con el que debería funcionar, pero lamentablemente no es así. Agradecería mucho que solucionen el problema

Anónimo dijo...

uuuuuuhhhhhhh