viernes, mayo 05, 2006

Flor de recital

Por FOFE y Kiki Aguilera

Folleto del conciertoSería muy injusto ver el acontecimiento de ayer como un todo. Por eso es que vamos a dividir en dos partes lo que se llamó "Concierto para una Flor" .

Primero hay que reconocer el esfuerzo de las personas que llenaron Willy Dixon. Es verdad que la entrada era barata para lo que se ofrecía. El costo de los tickets para ver a (según los folletos y propagandas) Sinópsis, Jubany, Gran Martell (la banda del ex baterista de Divididos, Jorge Araujo), Ricardo Mollo y Los Auténticos Decadentes era de $10 las primeras 500, luego $12 y en la entrada $15).
También hay que destacar la muy buena voluntad de las bandas que se presentaron en el boliche de Suipacha y Güemes para juntar dinero para Florecia Cardadelli, una piba de 20 años enferma de cancer y que necesita operarse. Los grupos supieron llevar adelante momentos difíciles en cuanto al sonido y a ciertos gritos de la gente.
Cuando pasan cosas malas en el rock se las destaca, entonces también hay que mostrar estos hechos, en los que las bandas y la gente comulgan para poder ayudar. No es la primera vez que el rock ayuda. No será la última.

Divididos en el DixonLa segunda parte es la musical. Tras una cuadra de cola que se evaporó alrededor de las 21 horas, empezó la noche. Como ya mencionamos antes, el orden de las bandas en el folleto indicaba que Jubany abriría a las 20 hs. No fue así. Inesperadamente el concierto comenzó con lo más fuerte. Ricardo Mollo estaba sobre el escenario, pero lo aún más sorprendente es que a su lado estaba Diego Arnedo y detrá suyo Catriel Ciavarella. Es decir, Divididos a pleno salió a demoler el Dixon con un repertorio de seis temas que hicieron vibrar el lugar.
La gente no dejó de cantar y de saltar los temas que la "aplanadora del rock and roll" eligió para su mini recital ; al final los aplausos barrian con todo el silencio, si es que en algún momento existió.

Un pococ de la música de la Aplanadora en el Dixon


La gente se hace escuchar


Luego las bandas rosarinas fueron las que se plantaron sobre el escenario para mostrar su música. Comenzó Jubany y la siguió Sinapsis. Ambas bandas ede aires rock-pop, asemejándose con ciertas cosas de Babasónicos y de Miranda, pero cada una con un estilo particular. El tipo de música desplegada hizo que la gente siguiera pidiendo a los de Hurlimghan

La noche decayó un poco debido a que no se escuchaba con nitidéz lo que querían transmitir musicalmente estos grupos. Pero con la llegada de de los Autenticos Decadentes a las tablas todo fue distinto. No porque el sonido haya mejorado (hasta se puede decir que empeoró, los retornoslos Decadentes en las tablas no funcionaron en todo el recital) sino por la fiesta que impusieron, le devolvieron la magia al mini festival rosarino. Los temas clásicos de los decadentes no dejaban de sonar, un arsenal de hits y la gente eufórica que le devolvía su afecto a través del baile y de los aplausos.
El final inesperado fue con el El gran Martell. Comenzó con la demostración de la gente para con Jorge Araujo, ex batero del mismo Divididos, que detrás de su batería demostró para lo que está la banda hoy. Solo 4 temas que dejaron sabor a poco.
Una noche donde todo el público fue a ver a Mollo, se encontró con Divididos y terminó con la alegría y la fiestaque siempre dan Los Decadentes. Una noche donde la gente fue a colaborar por una causa justa, terminó siendo mas que un beneficio y por eso, el agradecimiento es mutuo y la ayuda es para una sola persona, la Flor.

Fotos: www.rosariorock.com.ar

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Super color scheme, I like it! Good job. Go on.
»

Anónimo dijo...

Very pretty design! Keep up the good work. Thanks.
»

Anónimo dijo...

Hey what a great site keep up the work its excellent.
»