jueves, mayo 25, 2006

Valor Argentino…

Por Belén López Mujica


No sé si será porque estamos en una fecha patria, quizás la más importante de nuestra historia, o porque se avecina el comienzo del Campeonato Mundial de Fútbol, o ha sido por obra del destino que me he puesto a pensar en lo bueno que tenemos… en los valores que muchos de los argentinos aún conservamos y transmitimos a través de nuestras acciones… Últimamente, los medios de comunicación han dado a conocer numerosos actos de solidaridad, honestidad, valentía, heroísmo, muchos de los cuales han sucedido en la zona en la que vivimos.
El primer ejemplo que aparece en mi mente es el más reciente, ocurrido el martes en una casa humilde del Barrio Unión de Rosario (pcia. de Santa Fe) que sufrió un grave incendio. Brian Escobar, con tan sólo 14 años, se convirtió en el héroe salvador de su familia; y no lo digo irónicamente, sino todo lo contrario… este joven sí que se merece que lo llamemos "héroe", porque además de haber tomado fuerzas de donde pudo para sacar a su papá y a su hermanita de la vivienda en llamas, tendrá que tomar las riendas de su familia mientras su padre se recupere de las lesiones y de su enfermedad. Como si todo esto fuese poco, Brian sueña con poder estudiar y llegar a ser médico "para salvar gente". Ojalá este adolescente sea tomado como modelo por tantos otros niños que se encuentran en las mismas condiciones; que se aferren a la familia, que logren priorizar la educación sobre todas las cosas y no se olviden de hacer valer sus derechos como seres humanos, más allá de las adversidades que les toque enfrentar.
Otra de las buenas acciones conocidas en estos días fue muy bien recompensada, primero por los beneficiados, luego por el azar. Me refiero al hombre que devolvió un celular a la agencia de Quinielas a la cual pertenecía, y los dueños lo retribuyeron otorgándole una jugada en la Lotería con las últimas cifras del número telefónico. El mismo resultó sorteado en primer lugar, y el premio a la honestidad de Edgardo fue de $7700. ¿Qué tal? Esperemos que, como buenos argentinos, comencemos a devolver todo lo que encontramos por la calle… ¡a ver si nos ganamos algo!

Pequeñas grandes buenas acciones... (en la publicidad de un aperitivo)



Cúantos héroes anónimos hay en Argentina, tantos hombres y mujeres cuyos nombres no figuran en los diarios ni en la radio ni en la tele… tantas personas que salvan vidas diariamente, ya sea como profesionales de la medicina, o basureros que encuentran bebés abandonados en bolsas, o bomberos que arriesgan su vida en los incendios, o maestras que les dan de comer a sus alumnos… Cuántos reconocimientos estamos debiendo a nuestros propios vecinos, a aquellos que día tras día realizan buenas acciones que no cuentan a nadie porque las consideran cotidianas… Y es que así debería ser, deberíamos poder contar con los dedos de una mano los extravíos sin devolución, la cantidad de niños abandonados, golpeados o desnutridos… ¿no les parece?
Volvamos a nuestras raíces, recuperemos el espíritu solidario de nuestra infancia, el amor incondicional por la familia, los amigos, el prójimo… recobremos la teoría de "lo tuyo es tuyo y lo mío es mío", pero a la vez configuremos un nuevo y justo concepto de "lo nuestro"… recordemos que TODOS TENEMOS LOS MISMOS DERECHOS, Y LAS MISMAS OBLIGACIONES… y creo que lograremos celebrar realmente las fechas patrias que marcaron nuestra historia, y festejar juntos los goles de la Selección Argentina.
Pónganse de pie, Argentina avanza…

1 comentario:

c.b dijo...

muy linda nota... soy optimista, es mucha más la gente que se solidariza todos los días y trabaja con amor, a pesar de que todavía queda mucho del "no metás"